Próximo encuentro: 8º FECHA: Estudiantes Bs As vs SAN MIGUEL / Miércoles 18 - 10 / 15.30 hs / Encuentro anterior: SAN MIGUEL 1 Platense 1 / Gol: Lucas SCARNATO / #VamosVerde #VamosSanMiguel

Dos golazos y un tremendo error de Ceballos.


Lo destacado:
Sacachispas no puede de local. En su estadio, el Lila apenas ganó un partido de seis, ante Barracas Bolívar por 3 a 1.


Para olvidar:
Mal Ceballos. El árbitro dejó pegar, pero amonestó a Gigena por festejar el gol de San Miguel dentro de la cancha. Más tarde, casi al final, anuló un tanto de Martín Aragón, por una inexistente falta sobre Pablo Hourcade. La delegación del Trueno tuvo suficientes motivos para quejarse.

Comentario de la gente:
Sacachispas: Los espectadores no llegaron a sumar 100. Escaso aliento, de hecho se dedicaron más a insultar a los jugadores rivales. Se comenta en Villa Soldati que hay peleas entre los barrios que siguen al Lila. Además, días previos a este partido habría muerto un hincha de Saca, en manos de una fracción contraria.
San Miguel: Sin público, aunque entre allegados, jugadores y demás sumaban unas 25 personas que se llegaron de Los Polvorines.

Calificación del encuentro: Bueno.
Condición del campo de juego: Regular.


En el "Beto" Larrosa se vio un buen partido, pero San Miguel mereció quedarse con los tres puntos. Diego Ceballos cobró una infracción que no existío de Aragón contra el arquero, cuando el defensor empujaba la pelota para el segundo del Trueno Verde a falta de cuatro minutos para los noventa.
En los primeros momentos del juego, Saca fue mejor. Torres pobló la media cancha y le ganó el sector al doble cinco visitante. A partir de esto, Puig intentó manejar al Lila. En ese pasaje fue importante la presencia de Aleña por derecha porque el pelado se mandó bien arriba y arrastró a Marquiegui con él. Así, San Miguel perdió salida por izquierda, mientras que Mongioi, por derecha, ratificaba que no está en su mejor nivel. Carlos Coronel se desprendía de la línea de los medios para alternar en la crecaión con Puig, quien se paraba detrás de "los Ojeda" para lastimar. Por su parte, Cazenave se tiraba contra los costados para entrar por los laterales de una defensa de tres. San Miguel emparejó el juego con el correr de los minutos, sobre todo cuando Kulich se paró mejor para esperar la llegada de los delanteros rivales y cuando Mongioi se puso a la par de Coronel para tomar la marca. Sin embargo, la mejor del local se dio por una desatención del fondo Verde cuando Cazenave quedo cara a cara con Peruscina, pero el delantero definió afuera luego de gambetear al "uno" y encontrarse de frente a la red sin oposición alguna. Increíble. Desde entonces, el Trueno comenzó a hacer jugar a Oliva, quien tuvo una buena tarde. El enganche, mediante algunos instantes de esa lúcidez que lo caracteríza, comenzó a tirar pases largos para Páez, éste, por su parte, desbordó en más de una oportunidad pero demoró el remate. Toledo tuvo la suya contra Hourcade, aunque permitió el auxilio de Spraggón para despejar el peligro. Esos cruces de Oliva fueron vitales para el Trueno, y de esa manera llegó el primer tranto. A los 31', Oliva hizo rápido una salida en mitad de cancha y buscó, de derecha a izquierda, a Marquiegui, el volante llevó la pelota hasta el centro, pisando casi la puerta de la medialuna, y soltó un pase para Daniel Ojeda, quien con un zurdazo esquinado evitó el vuelo del arquero. Un golazo que ponía como vencedor a San Miguel, una victoria transitoria que se pudo estirar si Páez no desviaba su toque a la red tras enganchar y dejar en el camino a dos rivales luego de recibir otro pase largo del "diez" visitante.
En la segunda parte, Saca perdió el orden y permitió que el medio del Verde se hiciera dueño del partido, aunque Delgado, reemplazante del lesionado Mongioi, tampoco dio soluciones a los inconvenientes que el Trueno tuvo por la derecha. Pero, el que salvó la ropa del Lila fue Hourcade. El arquero tuvo intervenciones que mantuvieron al local con esperanzas de igualar el marcador. A los 7', Diego Toledo entró por derecha y disaparó fuerte para encontrar los guantes del arquero, pero Hourcade dejó en el rebote una bomba en el punto penal que Saborido casi introduce en su arco en el afán de rechazar. Minutos después, Daniel Ojeda tardó en cruzar la pelota ante el "uno" y le cerraron el ángulo de tiro. San Miguel tuvo el segundo, por su parte, Saca apenas inquietó con un tiro libre de Puig que Peruscina apretó contra el piso en dos movimientos. El Trueno se paró de contra y lastimó con Páez, al menos hasta que el santiagueño se mantuvo en partido antes de caer en sus típicas lagunas. Hourcade le ahogó dos remates de frente a Toledo y Marquiegui, ambas oportunidades se generaron a partir de los quiebres de cintura de Páez, pero el último toque no tuvo la justeza necesaria para evitar la presencia del arquero. Y si, los goles que no entran en un arco pueden aparecer en el otro. El Lila, entre los 30 y los 40 minutos, logró revertir el juego y cambió el sentido del viento que lo había empujado contra su valla. La más clara la tuvo Maciel cuando, a los 32', agarró de media vuelta un mal despeje de Steinbach, pero se derechazo rebotó en el palo y recorrió la línea de gol hasta quedar en manos de Peruscina. Antes lo tuvo Hertel, después se molestaron entre Maciel y Hertel y no lograron empujar de cabeza un centro cruzado. Esa ráfaga acorraló al Trueno, por eso Santorelli mandó al terreno a Ledesma para tener el balón, pero la jugada no surtió el efecto esperado en un campo de juego muy pesado. Sacachispas, asi como San Miguel, encontró el empate desde una acción individual, esta vez por intermedio de Hertel. El delantero se encontró con la pelota y sacó un derechazo medido que se metió en el ángulo de la mano izquierda del arquero, un golazo, otro golazo. La conmoción se trasladó al Trueno, pero rápidamente pudo resurgir en el encuentro. Sin embargo, el empuje de San Miguel se frenó en el travesaño primero y en Ceballos después. Cuando quedaban cinco minutos, Oliva estrelló un tiro libre en el travesaño de un Hourcade inmóvil. En la siguiente, Oliva ejecutó un corner al corazón del área donde esperaba libre Ledesma, éste disparó algo suave, pero Hourcade puso las manos. Esto no terminó ahí porque el arquero dejó escapar el balón y Aragón de atropellada introdujo la pelota en el arco para el segundo tanto Verde, claro de no ser porque Ceballos advirtió, sin razón alguna, que el central quitó el balón de las manos de Hourcade. Ceballos se convirtió en protagonista, de un momento para otro nomás. Los lamentos por los goles fallados quedaron atrás y se cambiaron por broncas contra el árbitro, y otros árbitrajes que quitaron a San Miguel de algunos puntos vitales, como contra Barracas Bolívar y El Porvenir.