Próximo encuentro: 1º FECHA: SAN MIGUEL vs Comunicaciones / Lunes 23 - 10 / 15.30 hs / Encuentro anterior: Estudiantes BA 4 SAN MIGUEL 0 / Goles: No hubo / #VamosVerde #VamosSanMiguel

IGUALDAD EN EL BAJO FLORES

San Miguel visitó el Bajo Flores y no pudo pasar de la igualdad ante un equipo timorato como Deportivo Español. El partido, válido por la 7º fecha, fue igualdad en uno. En el Primer Tiempo se convirtieron los goles: Mariano Lutzky para el visitante y Mariano Romero para el local.

Las dudas y los desórdenes empiezan a sobrevolar en Los Polvorines. Y, lamentablemente, a los números hay que remitirse: uno de los últimos nueve puntos obtenidos. Y, máxime teniendo en cuenta que se jugó ante dos equipos (el de hoy y Argentino de Merlo la pasada semana) muy pobres desde lo futbolístico y desde lo técnico. Y ahí está este San Miguel con muchas dudas acerca de sus desatenciones ya advertidas por el DT pero no por sus jugadores. Desatenciones que significan goles, goles que significan pérdidas de puntos y en algunos casos goles que provocan derrotas inesperadas como la de Argentino de Merlo.
San Miguel no es el equipo que te avasalla desde el comienzo. Más bien, te espera y resuelve dependiendo de lo que muestra el rival. Por eso, ataca poco.  Mira más al rival que su propia fuerza. Hoy, con la novedad de Marcelo Paccor de marcador por la izquierda reemplazando a Matías Peralta. Un Paccor que no sobresalió pero que selló su sector aunque le restó salida por la izquierda, más teniendo en cuenta que Pato King no vuelve y que Montellano está suspendido. La búsqueda de Cisneros por tener más experiencia en zona defensiva le imposibilitó más presencia en ataque. San Miguel hoy atacó poco y nada por las bandas. Sin volantes por afuera, Pato King no va por la izquierda sino que flota en ataque y Berges hoy fue, sobre todo el ST, el carrilero por la derecha.  Lucano debió esforzarse el doble y su trabajo fue en vano. Alessandrini salió mucho del área, su hábitat, y debió "volantear" demasiado porque el balón no le llegaba.
En este esquema, el único beneficiado fue Mariano Lutzky que, como decíamos en la crónica del cotejo ante Argentino de Merlo, le dio aire de fútbol al equipo. Pero también es verdad, que con tres delanteros, se pierden las salidas por los costados y Alessandrini siente que la pelota no le llega y tiende a salir de "su" lugar.

San Miguel en el primer tiempo hizo el gol casi de casualidad y sin buscarlo. Tiro de esquina de Lucano y le cayó al pie a Lutzky que conectó con pie derecho al palo izquierdo. Gol y a gritar. Luego, un interesante remate de Alessandrini arriba del travesaño. Muy poco en ese PT y, cuando promediaba ese periodo, se lo vio bastante ofuscado a Gustavo Cisneros con sus jugadores. Primero a los de arriba por quedar en posición adelantada y no sostener las jugadas y después a los de abajo por no despejar cuando debían hacerlo y por salir jugando cuando debían tirarla literalmente a la "platea". Y ahí, volvió a fallar San Miguel, pérdida del balón por derecha, centro al área y gran anticipo ofensivo de Mariano Romero para establecer el 1 a 1 cuando finalizaba los primeros 45'. La bronca de Cisneros no tenía nombre. La vino venir, y si no pregúntenle al que vio cómo hizo estallar con un derechazo la botella de agua de 5 litros. La bronca lo superó, y lo hizo saber.

En la segunda mitad, estuvo más ordenado el Trueno y se acercó. Un remate de zurda de Lucano y posterior tiro de Pato King al lado del palo. Un cabezazo de Acevedo afuera y otro de Belozo. Chances de gol, pero poco para un equipo que aspira a otra cosa. Las oportunidades estuvieron pero muy a cuenta gotas. No fueron llegadas profundas ni mucho menos jugadas armoniosamente elaboradas. Fueron atisbos de un equipo que se supo superior al rival y no pudo vulnerarlo. De allí la bronca y la desazón de perder dos puntos.

Ante equipos que no jugaron a nada San Miguel obtuvo un sólo punto de seis y contra conjuntos que le jugaron de igual a igual (Dock Sud, Luján) el Trueno Verde se quedó con los seis en juego. Se viene Uai Urquiza el próximo sábado... Sacá tus propias conclusiones. O más bien, enterémosnos para qué está San Miguel. Barajar y dar de nuevo.

CRÓNICA: SEBASTIÁN COLOMBO