Próximo encuentro: 1º FECHA: SAN MIGUEL vs Comunicaciones / Lunes 23 - 10 / 15.30 hs / Encuentro anterior: Estudiantes BA 4 SAN MIGUEL 0 / Goles: No hubo / #VamosVerde #VamosSanMiguel

UN PUNTO DE 9 POSIBLES


San Miguel perdió su segundo cotejo de manera consecutiva en el Torneo de la Primera D. Fue 1 a 0 ante Claypole en cancha de Uai Urquiza donde el Trueno Verde fue local, purgando la última fecha de suspensión que caía sobre su estadio (10 fechas).

La derrota del Trueno fue clara y hasta pudo haber sido más amplia. Claypole no solo que dominó a San Miguel en el juego si no que hasta pudo golear si no hubiera sido por impericias de sus delanteros o por dos estupendas atajadas de Ricardo Griger durante la primera mitad.

San Miguel fue dos equipos en uno que ya va mostrando sus características. Antes del gol del visitante, había hecho mejor las cosas. El tándem Inzaurraga - Sánchez parecía funcionar por la izquierda y tal es así que generaron lo mejor del equipo durante el partido. Tras una buena pared entre los mencionados, Brian Sanchez abrió para Quiroga quien envió un centro rasante al pie de Chavez que alcanzó a conectar con pie derecho, pero sin la puntería suficiente. El gol de Claypole llegó, tras un error de Grieger que salió inseguro, perdió el balón, la pelota quedó en el área y San Miguel, con sus 11 jugadores dentro del área, no supo rechazar la pelota que le quedó a Pesaressi, que conectó con una media tijera de derecha la diferencia que luego sería definitiva.

El equipo de Hernandez se ahogó. No supo qué hacer con el dominio del balón. Se atolondró ante cada situación demostrando el cimbronazo que había generado la apertura del tanteador del visitante. Brian Sánchez, tiene habilidad, pero en la D te comen "el hígado" si no la largas a tiempo. Le pasó lo mismo al equipo cuando recibió goles de Victoriano Arenas y de Riestra. No asume responsabilidades o no sabe cómo hacerlo. Vale decir que en los tres partidos de la Temporada recibió goles.

En esa primera parte, Claypole dispuso de tres situaciones claras además de la de gol que, por propia impericia o por Grieger, no culminaron con la pelota en la red. San Miguel, inmerso en un mar de dudas, se fue al vestuarios con muchísimas más preguntas que certezas.

Hernández advirtió, que la banda izquierda (Quiroga y Liporace) sufrió demasiado y decidió cortar por lo sano y sacó a Quiroga, segundo marcador central en el entretiempo. Metió a Bernabé por la derecha, pasó a Martín Aritto a la izquierda y se segundo central lo corrió a Liporace. Claro está que Hernández no encontró a la defensa ideal en estos tres cotejos por el campeonato. ¿Será que en los amistosos jugados tampoco lo atacaron tanto para poder advertir estos errores garrafales que se evidenciaron partido a partido? Liporace ya jugó en tres posiciones diferentes en la misma cantidad de partidos. Volante por la izquierda, marcador por el mismo sector y zaguero. Pero el lugar que mejor rindió fue en el que jugó en Valentín Alsina. Desconcierto Hernández.

El mediocampo quedó muy solo en la recuperación Guido Alonso. Dubini, el mejor mpor la derecha e Inzaurraga con sus intermitencias por la izquierda, intentaron llevar el fútbol y contactarse con Sánchez arriba. La pelota le llegó poco y nada a los delanteros. Chavez, se la rebusca para generar riesgo y de sus pies se tuvo dos chances nítidas. Correa estuvo muy lejos del nivel que le supimos ver en la C.

Le conocieron rápidamente el paño a San Miguel. Un equipo endeble mentalmente ante un resultado adverso, físicamente dominable (no por problemas de preparación, sino de choque y el golpe por golpe pierden seguido) y falta de viveza para jugar en esta categoría donde todo no se cobra y que ya no vale protestar si la pelota está adentro.

"Silencio y trabajo"2 fue la frase de cabecera del Cuerpo Técnico, avalada por los Encargados de Fútbol (Brabo). Por ahora, del silencio ya nos dimos cuenta todos y del trabajo también. Que falta y mucho.