** OTRA DERROTA MÁS ** SAN MIGUEL VOLVIÓ A CAER COMO VISITANTE 3 A 0 ANTE ALMIRANTE BROWN ** FUE EL SEGUNDO PARTIDO DE LA ERA MARCHESI Y EL EQUIPO AÚN NO CONVIRTIÓ ** EL MIRASOL OBTIENE SU PRIMER TRIUNFO ANTE EL TRUENO LUEGO DE LA VUELTA A LA B ** EL DOMINGO 20/10 RECIBIRÁ A SACACHISPAS F.C.

EDITORIAL

EL BALANCE, Y LOS QUE VENDRÁN...
¿Alcanza con lo visto en estos doscientos setenta minutos de campeonato para realizar un primer balance?, esa es la pregunta de base. Y la respuesta, al menos desde mi punto de vista, es que si, alcanza.
Que son sólo tres partidos, es cierto. Pero, cuantas veces escuchamos a los equipos ganadores de una promoción, disputada en dos juegos, tirar frases como “ganamos porque fuimos mejores…merecimos ganar…hicimos las cosas bien”.
Para este balance, primer balance en verdad, habría que intentar dejar de lado las pasiones, pero ¿cómo hacerlo estando el Trueno de por medio? Una posibilidad sería trasladar este momento de San Miguel, en el que sumó un punto de nueve posibles en el comienzo del torneo, al caso de otros clubes que tuvieron un mal arranque con final feliz, por ejemplo el Berazategui de la temporada última. El Naranja del sur apenas cosechó cuatro unidades sobre quince posibles, fruto de cuatro empates y una derrota, consiguiendo su primera victoria recién en la sexta fecha, 2 a 0 ante Laferrere. Lo notable del caso es que el recién ascendido de la D casi pega el salto a la B, pero no pudo plasmar en el resultado la superioridad que mostró respecto de San Telmo en la promoción, instancia en la que el global arrojó un 0 a 0 cerrado. ¿Qué el de Bera es apenas un caso?; pero, ¿y el Argentino de Rosario que ganó el Clausura 2004 después de empezar con dos igualdades y una caída? Bueno, hasta acá meras estadísticas, y otras realidades vistas con el diario de lunes, hoy ya sabemos lo que ocurrió con esos equipos, por eso lo importante es pensar que va a pasar con San Miguel.
La pasión por los colores sigue influyendo, si. Entonces, lo más lógico sería decir que todo es un desastre. ¡Qué se vaya el técnico!, ¿Qué hace la Subcomisión?, ¡Para qué vino tal jugador, si tenemos a tal otro!, algunas de las cosas que ya se escuchan. Eso es un balance. Un primer balance, nada más.
Personalmente, creo que los balances son siempre parciales, y que deben estar sujetos a permanentes revisiones. Esta es mi definición de balance: “estudio comparativo de las circunstancias de una situación, o de los factores que intervienen en un proceso, para tratar de prever su evolución”. A partir de esto, creo que las circunstancias de la situación del Trueno, a pesar de no ser las óptimas, son de las mejores posibles, por equipo, por un apoyo económico que antes no tuvimos, por hinchada. Por otra parte, si al estudio de los factores que intervienen en el proceso nos remitimos, pienso que algunos de ellos todavía pueden estar jugando en contra para obtener los buenos resultados que todos esperamos. Entre esos factores están la ansiedad por ganar, por demostrar, y creo que ante Argentino de Rosario pasó eso, el equipo no puso freno a sus ganas tras ponerse arriba en el score. No fue pícaro. No obstante, en ese mismo partido San Miguel mostró otro factor condicionante, como es la falta de un goleador nato. Sin embargo, esto no quita que desde la semana que viene se destapen nuestros delanteros. Tampoco se supieron resolver las formas que asumió el Salaíto para rescatar un punto, pero aún es posible trabajar en esos aspectos, Santorelli tiene material disponible para pensar en las modificaciones que considere necesarias. Y entonces, a la pasión se le suma la esperanza.
La esperanza, el maná que nos envió el de arriba a los hinchas del Trueno para seguir siendo multitudes cada fin de semana, se impone en algunos, y yo me sumo a ellos. No voy a pedir hoy que olvidemos las broncas, que dejemos de pedir y exigir cambios, replanteos. Pero, si tanto supimos penar, ¿porqué no darle a este San Miguel, técnico, jugadores y dirigentes incluidos, la chance de un nuevo balance? Que el que tenemos hasta acá sirva para construir, y que el próximo sea más positivo. Pero, esta vez si, el siguiente balance debe contemplar resultados, ya no sólo cuestiones que hacen al armado de un plantel, porque lo que queremos todos es pelear algo importante, no solo la tabla del “merecimos ganar” tan conocida por todos desde hace años.
Desde mi lugar, el crédito sigue abierto…

SE ESCAPÓ EL PUNTO

Los Andes 1-0 SAN MIGUEL En un encuentro sin grandes relieves, el Trueno lo perdió casi en el final. Sebastián Valdez mandó al fondo de...