** OTRA DERROTA MÁS ** SAN MIGUEL VOLVIÓ A CAER COMO VISITANTE 3 A 0 ANTE ALMIRANTE BROWN ** FUE EL SEGUNDO PARTIDO DE LA ERA MARCHESI Y EL EQUIPO AÚN NO CONVIRTIÓ ** EL MIRASOL OBTIENE SU PRIMER TRIUNFO ANTE EL TRUENO LUEGO DE LA VUELTA A LA B ** EL DOMINGO 20/10 RECIBIRÁ A SACACHISPAS F.C.

EL EMPATE 2 - 2

EL GOL DEL BICHI URQUIZA (otro más). TODO ERA REMONTADA

EL DESCUENTO 1 - 2

GOL DE KULICH, EN EL DESCUENTO 1 - 2

EL JUEGO DE LOS ERRORES

SAN MIGUEL SIGUE COMPLICADO
En el fútbol de hoy es normal escuchar que el equipo que menos se equivoca gana, sin embargo, San Miguel y Midland establecieron una nueva máxima futbolera con el 3 a 3 que protagonizaron: "el que más se equivoca pierde". El choque entre necesitados fue de error en error, y si terminó empatado es porque el Verde cerró la tarde con otro error que lo persiguió casi toda la temporada, el de no poder construir juego para quedarse con la victoria con argumentos distintos al constante ollazo al área. El Trueno cometió groseros errores, y por esa razón mereció perder el partido, pero salió favorecido porque el rival también cayó en fallas imperdonables que emparejaron un encuentro que al principio, con el dos a cero inicial, parecía incendiar el Malvinas Argentinas. Más tarde, con la remontada en el marcador por parte de los de Celín, desde la platea llegué a escuchar a un hincha que resume bien la angustia que pasa el fiel fanático del Trueno desde hace tiempo: "¡¡¡si los puteo es porque los amo, veinte años dejando la vida acá!!!"

El partido fue emotivo, no caben dudas, pero técnica y tácticamente dejó mucho que desear. Pasamos por todos los estados de ánimo posibles, de la bronca a la esperanza, y de ahí a sentirnos más que nunca parte del juego llevando al equipo para adelante, sin ocultar la locura por el resultado a favor y la expulsión de un jugador del contrario, para luego terminar por volver al desencanto con el empate y, otra vez, la bronca con el pitazo final de Ariel Penel. San Miguel dejó pasar una oportunidad única, y sigue jugando con fuego.

Después del sacudón que significó el quedo entre Bustos y Galfrascoli, y que tan bien aprovechó Carlos Serial para puntear la pelota entre ambos y dejar arriba al Funebrero, vino otra falta de compromiso con la realidad Verde cuando la defensa del local durmió la siesta en un córner al primer poste que Balanda mandó al fondo, así, en algo más de un cuarto de hora, Midland facturaba los errores de los nuestros. Entonces sobrevino el nervio, la histeria, dentro como fuera de la cancha, con insultos desde las tribunas, y recriminaciones varias entre los futbolistas. Todo parecía perdido de entrada, para colmo ganaba Sacachispas.

Sin embargo, llegó el momento para que Midland regalara lo que tan poco le había costado conseguir, la ventaja. Los de Mariano De la Fuente no se cansaron de equivocarse ante cada tiro de esquina del Trueno, la mayoria impulsados por Leandro Rodríguez y con brazos levantados para indicar adonde caería el balón, y para muestra valen tres botones, es decir, los tres tantos de San Miguel. En primer lugar, Kulich sacó un botinazo desde el suelo en una jugada donde la defensa del visitante no supo despejar; después Urquiza recogió un cabezazo del mismo Kulich para definir de media vuelta, entre la piernas de Juan Gómez; y en tiempo cumplido, Maximiliano López se llevó con el codo una pelota viva tras otro tiro de esquina, obligando a que Penel señalara un penal que Leandro Rodríguez se encargaría de cambiar por gol. Entre discusiones por la sanción del árbitro, y mientras Rodríguez acomodaba la pelota, Roberto Páez agredió a Kulich en la media luna, y Penel accionó echando al irresponsable central de los de Libertad.

La primera etapa estuvo cargada de situaciones que atentaron para que ninguno de los dos pudiera inclinar definitivamente la balanza a su favor, y esto ya había empezado cuando a los cuarenta segundos Pablo Verdún recibió suelto un centro de Gutiérrez y se nubló al no darse tiempo para elegir un costado y así evitar el cuerpo del portero Funebrero. A San Miguel, en general, le costó manejar la pelota, apenas mostró algo diferente cuando se mostraba González King, mientras en el medio perdía mucho. No vamos a decir que lo de Midland fue brillante, al contrario, basó su instante de furia en los dos errores del Verde, y hasta pudo haber estirado el score si se hubiese propuesto hacerlo. Pero, el empuje, junto a cierta fortuna e impericias del otro, le dieron a San Miguel la chance histórica de remontar un dos a cero en contra y cosechar tres goles en un período como no se daba hace mucho (28 de febrero de 2009, victoria 3 a 1 contra Cambaceres en Los Polvorines).

Si los errores le dieron su lado emotivo al encuentro durante la primera parte, lo mismo sucedería en los siguientes cuarenta y cinco minutos, pero para equilibrar el juego y tornarlo aburrido. Midland, mediante Balanda, supo torcer el destino capitalizando una poco coordinada salida del fondo Verde tras un tiro de esquina, ya que varios se quedaron enganchados habilitando al defensor goleador, y en adelante se dedicó a aferrarse a un punto con un jugador menos. Quizás este fue único el tramo del partido en el que uno de los dos logró su propósito, puesto que Midland se llevó la unidad que lo conformaba. Por su parte, el Trueno no se hizo eco de la vuelta heroica al resultado y cayó rendido en su propia falta de propuestas claras. Tan sólo Galfrascoli, cabeceando un córner por sobre el travesaño, y Gordillo, ganando la espalda de Bataras en un lateral largo de Kulich para hacer dar el balón en el larguero, tuvieron la chance de desnivelar en favor de los de Los Polvorines, mientras que en el arco propio Ezequiel Bustos desactivó una contra rival que terminó mal Arias. Las ocasiones de marcar fueron menos en el segundo tiempo, los desaciertos siguieron a la orden del día.

San Miguel apostó al pelotazo, señal de ello es el ingreso de Ludueña, pero el delantero jamás fue la referencia de área, como viene pasando cada vez que entra a la cancha. No obstante, no todo es culpa de Ludueña, sucede que al salir González King, de rendimiento decreciente, Celín ubicó a Arnedo por el lado derecho, quien, cansado por la labor en mitad de cancha junto a Daniel González, no llegó a forzar proyecciones por ese costado, como también pasó con Iturrería por el lado contrario. Cuando entró Gordillo por Arnedo, la cosa cambió, pero ya era tarde, Midland había encontrado la comodidad que le dio el refugiarse atrás.

Faltan dos finales, y hoy a la distancia, cuando nos remontamos a los orígenes de esta temporada, lamentamos todo lo que se demoró en el armado del plantel y, personalmente, caigo en cuenta del error cometido al haber dado lugar a la ilusión de que los nombres pueden estar por encima de una idea. San Miguel había juntado entonces varios nombres importantes, algunos siguen con nosotros poniendo el pecho a esta recta final, otros desertaron, pero nunca pudieron esos nombres amasar un funcionamiento de equipo que de luz a esa ilusión. Si tomo ahora la definición de error con la que trabajan los físicos, es decir la diferencia entre lo calculado y lo real, caigo en la cuenta de lo errado que estaba allá por agosto. No queda otra que acompañar, esperar lo mejor y esperar por una vuelta de página, como siempre. Hay valores para rescatar de este año, pero deberán ser rodeados bien porque la temporada que viene será dura nuevamente. Ahora a zafar.

EL DETALLE

Bustos

Kulich    Urquiza    Galfrascoli    Gutiérrez

González King   Arnedo   D.González   Iturrería

L.Rodríguez     Verdún

SUPLENTES: Juan Leonard, Leonardo González, Matías Peralta, Marcos Amarilla.
CAMBIOS: 68' Diego Ludueña x Patricio González King; 75' Francisco Luna x Daniel González; 80' Gerardo Gordillo x Víctor Arnedo.
AMONESTADOS: 37' Damián Gutiérrez; 49' Fabián Galfrascoli.
GOLES: 09' Carlos Serial (M); 20' Roberto Páez (M); 34' Leandro Kulih (SM); 40' Mario Urquiza (SM); 45' Leandro Rodríguez, penal (SM); 50' Carlos Balanda (M).
INCIDENCIAS: 45', expulsado Roberto Páez (M) por agresión a Leandro Kulich (SM).

TRES GOLES EN UN TIEMPO

EL ZURDO EN LA TARDE DEL GOL
La última vez que el Trueno marcó tres veces en un mismo período fue en febrero de 2009, ante Cambaceres en el triunfo ante el Rojo de Ensenada por tres a uno de local. Por entonces, el Trueno caía terminado el primer tiempo por gol de Massolo, pero en el segundo, y en once minutos como esta vez contra Midland, entre el gol en contra de Cristian González, y los de Juan Steinbach y Rodrigo Acciaresi, el encuentro terminó en favor del Verde.
Lo curioso de esa tarde de verano es que el zurdo Steinbach consiguió su último tanto con la casaca de sus amores, a tan sólo dos meses de lo que terminaría siendo su retiro definitivo del fútbol.


"No podemos equivocarnos"

WALTER MARCHESI El técnico del Verde, más allá del triunfo frente a JJ Urquiza, ya está pensando en el Clausura. El entrenador ...