** OTRA DERROTA MÁS ** SAN MIGUEL VOLVIÓ A CAER COMO VISITANTE 3 A 0 ANTE ALMIRANTE BROWN ** FUE EL SEGUNDO PARTIDO DE LA ERA MARCHESI Y EL EQUIPO AÚN NO CONVIRTIÓ ** EL MIRASOL OBTIENE SU PRIMER TRIUNFO ANTE EL TRUENO LUEGO DE LA VUELTA A LA B ** EL DOMINGO 20/10 RECIBIRÁ A SACACHISPAS F.C.

MÁS INFORMACION

SUSPENSIÓN Y BRONCA
MOCHA REYES ACERCÓ UN ULTIMO MEDICO. YA ERA TARDE. A LA IZQUIERDA, CORIA.
Una tarde inigualable para ver fútbol en Los Polvorines. Y más si se tiene en cuenta la vuelta al pago de local tras la suspensión de la cancha. 48 días pasaron desde aquella caída ante Argentino de Merlo (19 de septiembre). Todo preparadísimo, eso creíamos. Pero el cotejo ante Alem que debió disputarse desde las 15.30 sufrió la suspensión por parte del árbitro Martín Gonaldi quien tomó la determinación tras esperar cincuenta minutos que llegue el Médico.
LA GENTE INCREIBLE. Y ESE TRAPO TAMBIÉN
Lo curioso es que el facultativo se encontraba (con la correspondiente ambulancia) desde temprano pero no poseía las credenciales necesarias para dar comienzo al encuentro. Gonaldi avisó a los directivos locales y esperó. Pasadas las 16 hs., el colegiado junta a los DTs y les comunica que sólo esperará hasta las 16.20 y que si el Médico no estaba suspendía el cotejo. Los dirigentes de San Miguel le llevaron tranquilidad aduciendo que llegaba otro médico en 10'. Por lo tanto ambos planteles mandaroibn a sus jugadores a una nueva preparación física ya en la cancha misma. El estadio se encontraba colmado y con mucha gente que pedía a gritos que la pelotita comience a rodar..
DISCUSIÓN EN EL VESTUARIO. CRISTIAN GIMENEZ SE RETIRA
Y ese segundo médico llegó. Pero con la "particularidad" de no traer tampoco los papeles que acrediten su matrícula. Sí. Creer o reventar. Gonaldi, enfurecido, decidió suspender oficialmente (sin hablar con la prensa al monos en ese momento) el encuentro. Pasados los setenta minutos el conocido Rene Reyes llega con otro Médico supuestamente apto a zona de vestuarios del árbitro. Lógicamente, esto ya estaba suspendido, la gente ya se había ido y ni la nueva aparición de Ezequiel Bustos, Christian Gimenez, Coria ni Bulacio pudieron revertir esta decisión.


Una lástima. A mucha gente se le faltó el respeto y piden una explicación oficial de lo sucedido. Ojalá se la den.

NO TENEMOS CURA


SAN MIGUEL-ALEM, SUSPENDIDO

Los desaciertos en San Miguel siguen a la orden del día. Esta vez, y después de tres fechas de suspensión para el Malvinas Argentinas, la noticia pasa por la suspensión del encuentro ante Leandro Nicéforo Alem por la ausencia del médico, mejor dicho debido al increíble olvido en que incurrió el mismo. La cuestión es que el profesional que debía estar presente en el estadio para actuar ante cualquier circunstancia propia del juego, llámese lesión, o emergencia, como pasara en Rosario con Gerardo Gordillo el último miércoles, no se acercó a la cancha con su credencial habilitante. Ante esta coyuntura, Martín Gonaldi, árbitro del partido, dio a la dirigencia local encargada de contratar al facultativo unos minutos de gracia que no pudieron ser aprovechados, a pesar de que se contactara a un segundo médico, el cual tampoco contaba con la tan mentada credencial. Finalmente, 16.20 horas el juez decidió cerrar la planilla del juego dejando constancia de la irregularidad existente, dando así espacio a múltiples interpretaciones sobre los pasos a seguir. Reprogramación, pérdida de puntos para San Miguel, fueron las dos opciones más escuchadas en los instantes posteriores a la suspensión, incluso entre corridas varias puesto que se observó en la zona de vestuarios a algunas personas intentando doblegar la decisión tomada por Gonaldi con la presencia de un tercer médico que, esta vez sí, tenía sus papeles en regla para supervisar el desarrollo del juego. El árbitro fue inflexible, siquiera que la presidencia de la mesa de la Primera C sea ocupada por Fernando Araujo, dirigente del club visitante, pareció ser suficiente para que las cosas sucedieran de otra manera.

Gonaldi ya tiene antecedentes en esto de suspender partidos, como pasara en 2008, cuando, ante la falla en el sistema lumínico de la cancha de Fénix, dejó las cosas para otra vuelta en lo que era el debut de Matías Almeyda con la casaca de los de Pilar contra Argentino de Merlo; y en 2009, cuando tomó una muy discutida resolución de no permitir se juegue Defensores Unidos y Talleres de Remedios de Escalada al considerar impracticable el fútbol por la lluvia caída horas previas el encuentro, algo con lo que la dirigencia local no coincidió en su momento.

La pelota ahora la tiene los de la calle Viamonte, abra más novedades en las próximas horas. Suponemos que lo más acertado será la disputa del partido en otro día y horario, pero en el mundo San Miguel todo puede pasar, y así lo demuestran las medidas a discreción tomadas por AFA y el CoProSeDe tras los problemas de violencia en el Trueno Verde y lo que, contrariamente, pasa con clubes como Laferrere, Los Andes, Tristán Suárez, Sacachispas, y tantos otros. En este caso, son unos cuantos los partidos suspendidos por falta de médico que se jugaron un tiempo después, sobre todo en la Pirmera D. No obstante, tampoco es necesario ir tan atrás para ver cómo se pueden resolver los imponderables de otra forma, basta con recordar la espera, con suma prudencia, que tuvo el árbitro Rey Hilfer para aguardar la llegada de la ambulancia al Gabino Sosa, donde Central Córdoba recibió a San Miguel. Está claro, se conjugaron tanto la inoperancia de los encargados del fútbol del Verde como la intolerancia de un poco creativo como Gonaldi que sólo se vale del reglamento sin interpretarlo.

"No podemos equivocarnos"

WALTER MARCHESI El técnico del Verde, más allá del triunfo frente a JJ Urquiza, ya está pensando en el Clausura. El entrenador ...