Próximo encuentro: 8º FECHA: Estudiantes Bs As vs SAN MIGUEL / Miércoles 18 - 10 / 15.30 hs / Encuentro anterior: SAN MIGUEL 1 Platense 1 / Gol: Lucas SCARNATO / #VamosVerde #VamosSanMiguel

CAÍDA... Y AHORA?




San Miguel volvió a dejar pasar el tren de la pelea por los puestos de vanguardia. Esta vez, siquiera el Furgón le vino bien. La derrota 0-2 ante la UAI Urquiza, pone a los de Gustavo Cisneros en situación de tener que obtener los tres puntos en Laferrere, siempre que, como decíamos en la editorial de entresemana, la idea sea meterse entre los que protagonizan el torneo, y no entre los que sólo deberán luchar por despegarse del fondo de los promedios.


ALEESSANDRINI RECIBIÓ LA PRIMERA EXPULSIÓN



El partido, casi como el campeonato, puede dividirse en etapas. De entrada, el Trueno Verde intentó raspar, cortando los circuitos de un gran rival, y generar peligro con pelotazos largos a espaldas de Claudio Villán para la potencia de Cristian Alessandrini. Tal es así que la mejor chance del local fue una llegada del centro delantero, quien hizo estrellar su disparo en el travesaño. Todo el período inicial, San Miguel trató de entrar por el lado derecho de la defensa de la UAI.
Luego, al igual que en estos últimos cuatro partidos, San Miguel empezó a desinflarse. Faltó de variantes, Alessandrini empezó a perder peso, Brian Belozo fue bien tomado en el nacimiento mismo de la gestación de juego, Gastón Lucano y Diego Montellano no gravitaron. Para entonces, el visitante ya se había hecho dominador de la pelota, y Sergio Valenti le había sacado pintura al travesaño de Mauro Ruggiero con un fuerte cabezazo.

 



Finalizado el primer tiempo, la sensación era la de un San Miguel con alma batalladora, pero pocas luces de mitad de cancha para adelante. La fricción había sido una constante en el Trueno, algo que le permitió sostener los avances de los todo terreno que van por las bandas en el puntero, más precisamente Eloy Colombano y Claudio Villán, así como los arranques de Javier Monzón.
Para la parte final, todo se volcaría para los de Guillermo De Lucca, en cuestión de un minuto fatal para el dueño de casa. El San Miguel del primer tiempo fue el de los primeros cuatro juegos del torneo, es decir, un equipo metedor y concentrado, que llevaba peligro con la presencia de Alessandrini, comía piernas en el medio, pero ganaba sin grandes lujos. En cambio, el Trueno Verde de los segundos cuarenta y cinco minutos se asemejó al que se viene viendo desde la derrota con Berazategui, esto es, un once con momentos de desconcentración que cuestan caro, que se queda con uno menos sin sentido, y que no sabe cómo absorber el primer golpe.





Antes del minuto, Adrián Pelosi perdió en la trepada de Cristian González, quien, llegando por izquierda, sirvió el centro para que Javier Monzón pusiera el primer tanto de la tarde. Enseguida nomás, Alessandrini extendió demasiado el brazo, impactando con su codo a un rival, recibiendo la roja por parte de Diego Colombo. Como Diego Montellano frente a Berazategui, otra expulsión innecesaria, en mitad de cancha, y serán dos jornadas sin el goleador del equipo.
Tras ese piñazo de Monzón, la UAI buscó ampliar la brecha abriendo el campo de juego. Mientras San Miguel se encerraba solo en el embudo que proponían Leonardo Céliz y Gonzalo Minguillón, dos de los regulares mediocampistas de un Furgón que llegaba a Los Polvorines después de dos frustraciones consecutivas.





Para terminar la faena, promediando el segundo tiempo, David Ledesma hizo pasar de largo a Hernán Luzzi dentro del área, y superó a un Ruggiero sin defensa alguna. Este gol del ex Excursionistas fue contundente. San Miguel chocó con su propia impotencia. De nada sirvieron los ingresos de Lautaro Acevedo y Mariano Lutzky, todo era cosa juzgada.
Se escucharon los primeros insultos en el Malvinas Argentinas, el clima se volcó en contra tan velozmente como la ilusión de una buena campaña se había presentado con el gran spring del arranque del campeonato. 





Insistimos desde esta página que de los errores se aprende, que el Trueno debería hacerlo rápido, pero ello no ocurrió. Otra distracción, otra expulsión, el bajón futbolístico, y otra caída como lógico corolario. También sostuvimos que es complicado buscar variantes para los puntos bajos con derrotas. Gustavo Cisneros metió tres cambios tras la igualdad con Español, entre ellas metió a un enganche, como Belozo, y cambió a los centrales, saliendo Lucas Scarnato por Ariel Crespin. Veremos cómo se encara el duro compromiso con Laferrere, en La Matanza. Por lo pronto, este San Miguel está en su hora más caótica, será tarea ardua levantarlo.