Próximo encuentro: EN LA "B" METRO!!! / Encuentro anterior: Final, Vuelta: Cadu 1 SAN MIGUEL 2 / Goles: Martín BATALLINI x 2 / VAMOSVERDE #VAMOSSANMIGUEL.

SE VOLVIÓ A NO PERDER JUGANDO MAL.

San Miguel empató en la tarde de hoy sin tantos ante Juventud Unida, en el marco de la 16ta fecha del Torneo de la Primera D. El cotejo se disputó en la cancha de Lugano, en Tapiales, puesto que el Comisario que comanda la Delegación donde se encuentra la cancha denegó la habilitación del Malvinas Argentinas exigiendo más papeles para su definitiva aprobación.
Y el encuentro fue uno muy mal jugado por San Miguel y que se asimiló bastante al segundo tiempo ante Alem, partido que empató de casualidad con un gol en contra de Paz. Esta vez, el equipo de Patricio Hernández careció de ideas y jamás pudo inquietar al arquero Carlos Bello, Uno del Lobo del Hospital, durante todo el encuentro. Es más, a los 33 minutos de la primera parte, Gustavo Leizza fue expulsado en la visita y fue desde ahí cuando el equipo del renunciante Fito Muñoz dispuso de las mejores situaciones.

A San Miguel volvieron a desbordarlo por los laterales y los centrales no se mostraron tan firmes porque está claro que Juventud Unida no ganó este partido por propia impericia de sus delanteros y no porque los del trueno defendieran bien. Los centrales acompañan y no presionan al rival y permiten que este haga y deshaga generando situaciones que un delantero pícaro pudiera "facturarte" y provocarte un dolor de cabeza que por suerte para San Miguel no llegó a ser una jaqueca...

Kevin Dubini, de buenas tardes pasadas, no inquietó y deambuló toda la segunda mitad. Lo padeció el Trueno porque jamás tuvo una situación de riesgo en el área rival durante los casi 70 minutos que dispuso de un hombre de más. Y debió perderlo al partido porque Lautaro Acevedo, con pasado en el Verde, tuvo dos chanches netas, una en el primer tiempo y otra en la segunda mitad donde, en un mano a mano con Grieger no pudo definirlo y remató desviado.
El segundo tiempo fue lo mejor de la visita que, con un hombre menos, metió y acorraló a San Miguel contra su arco. El equipo de Hernández no supo cómo contrarrestar esta situación y vivió pendiente de un hilo. La zona izquierda fue la elegida para vulnerar al Verde. Un mal partido de Martín Aritto que fue permanentemente usada su banda por Acevedo y por Fonzalida que tuvo también su chance tras eludir a Pardini y a Liporace remató con pie derecho y la pelota se fue medio metro del arco. El ingresado Romero pudo romper la red al final del juego en un contraataque pero remató mal no pudiendo hacer justicia con lo que se había visto del juego todo.
Mal partido de San Miguel. Las conexiones por derecha fueron nulas. Jamás Dubini pudo asociarse con Bernabé, hoy marcador por la derecha porque la falta de continuidad genera esto de los desacoples.

Hernández sigue buscando el equipo y su gran problema son los defensores laterales que no lo convencen. Cristian Wasiljew, lateral zurdo clásico, no fue convocado para este partido ni para Copa Argentina. Wasiljew, expulsado ante San Martín en Burzaco por el campeonato, ya cumplió la pena pero parece que Hernández no necesitara de él. Sigue probando el DT que en 16 fechas aún no encontró a sus defensores de memoria. Es más, muchas veces, inventó puestos en esas zonas. Sin ir más lejos, Aritto no es tres, Kippes tampoco y Alonso no es cuatro...

En el mediocampo, Fonseca jugó detrás de la línea de Guido Alonso y así resultó imposible la creación de juego y la asociación con Dubini o Inzaurraga que todavía buscamos explicación acerca de su aporte en el equipo. Tampoco la responsabilidad toda es del chico sino de todo el equipo que jugó un mal partido y no perdió por impericia del rival.
Deberá seguir trabajando Hernández para no depender de Braian Chavez que se ausentó por lesión y es tan necesario en este equipo como el agua. Probó con la dupla Correa - Paez y no le funcionó. El DT, observando el jugador de más, cambió en el segundo tiempo y metió a Brian Sánchez que jugó muy adelante y Baigorria nunca supo capitalizar los espacios del hombre de más que le ofreció el rival tras la expulsión de Leizza. Jamás hizo pata ancha en rodeo ajeno y se trajo un valioso punto tras ver lo vulnerado que se vio al equipo.

Los acérrimos ultra defensores de Hernández dirán que el equipo volvió a no perder mereciéndolo largamente (como ante Alem) y los otros dirán que el equipo deberá mejorar mucho para cambiar esta imagen de un equipo muy cauteloso, anodino y sin recambio. Pensará Hernández en utilizar las cuatro incorporaciones a fin de año? Maximiliano Enriquez, ex San Miguel y que fue a Laferrere ya pidió el pase y lo tiene en su poder. Está entrenando en la Cuarta y pide pista... Le hará un lugarcito?