Próximo encuentro: SÁBADO 1º DE JULIO / Horario: 15.00 Horas / SAN MIGUEL vs Midland / Encuentro anterior: Cañuelas 0 SAN MIGUEL 1 / Gol: César LAMANNA / VAMOSVERDE #VAMOSSANMIGUEL.

ASCENDIMOS CARAJO!!!


Minuto 38 y las escasas ocasiones generadas parecían haber sido suficientes para que la tarde fuese más negra de como el cielo se pintaba. Se vino una tremenda tormenta de viento y la tierra que amenazaba con llevarse por delante todo. Todo menos el arco defendido por Claudio Paz. Le digo a mi amigo Morán, “se vino un protagonista inesperado a la fiesta!”. Los hinchas ya estaban manifestando su descontento y, subidos al alambrado, provocaban una irritación que tenía el final menos pensado. Yael Falcón Perez, árbitro del cotejo, ya los había visto y pidió a los organismos de seguridad y gente responsable de San Miguel que los bajen o no se sigue… El panorama no era alentador.

El viento empezó a estremecer las almas de los hinchas que estaban cerca del desaire de un nuevo año frustrado. Sin embargo, Franco Fiscella envió un nuevo centro desde la derecha, alcanzó a conectar Ariel Kippes con parietal izquierdo y la pelota le quedó en los pies a Luciano Pons que pifió de derecha pero logró impactar con el tobillo izquierdo y el vendaval de tierra fue el impulso para que la humanidad del rosarino, introduzca la pelota en las mallas de Paz. Uno a cero que calmó al hincha y apaciguó el clima que ya se veía enrarecido. Esa tormenta y ese cielo negro fue todo un indicio de que algo estaba pasando, de que algo se estaba gestando. Fue, definitivamente, una SEÑAL DIVINA.

El entretiempo fue más caliente por discusiones varias entre hinchas plateístas y jugadores de Alem, ex San Miguel. Además, una alterada discusión entre Santiago Correa y un fotógrafo partidario que ya venía mal desde el partido en Fénix. Conclusión: Fotógrafo de S.A. se fue expulsado y retirado del campo de juego por “entorpecer el normal desarrollo de un espectáculo deportivo”.

El segundo tiempo comenzó con lluvia y con viento. La gente fue un jugador más. Su aliento no cesó un instante y fue en la búsqueda de ese gol que le posibilitara a San Miguel la chance de, al menos, forzar los penales. El campo de juego estaba en condiciones para que el futbol del Trueno no claudicara pero las fuertes ráfagas de viento impedían el curso correcto del balón. Fue así que a los 16’ del Segundo Tiempo, Luciano Pons peleó una pelota en el área visitante y el jugador Lucas González (resistido en Fénix por gritarle el gol a los allegados del Trueno) rechazó con la mala fortuna que el balón le dio en la cara al delantero del Verde y cuando casi se iba por la línea de fondo, la pelota picó y se quedó por el efecto de vaya uno a saber qué. Pícaro Patricio Bernabé fue a buscar intuyendo el rebote, enganchó sobre el rival y reventó el arco. La pelota le pasó entre las piernas a Claudio Paz e infló una red que estalló por el agua contenida. 2 a 0 y a empezar un nuevo partido que llegó rápidamente a su fin porque los equipos prefirieron probar suerte en los penales. Los benditos penales…

Otra vez la lluvia como en Ezeiza por la semifinal ante Sp. Barracas. Todos esperábamos el mismo final y que la victoria quede en casa. 

Comenzó la tanda de penales la visita y el arco elegido fue el que da a Los Polvorines. Fue primero Ubiría y adentro. Gol y 1 a 0 para Alem. Va el tanque Braian Chavez para el Trueno. Paz ya había visto los penales del Trueno en Italiano y en el mismo que Kippes erró en Pilar. Por eso, Hernández decidió que el goleador sea el primero en ejecutar. El impacto fue muy abajo y la pelota muy arriba. 1 a 0 Alem con un penal ejecutado por bando.

Segundo intento para el Lechero (Acuña) y 2 a 0. Las almas del Trueno estaban a punto de desaparecer. Y ni te cuento cuando Gerardo Bruselario ejecuta su penal y Claudio Paz contiene su remate tirándose a la izquierda. 2 a 0 Alem con dos penales cada uno. Todo mal y a punto de ebullición.

El tercer intento para la visita estuvo en los pies de Nicolas Randazzo que supo convertir en Pilar. Si convertía, el Lechero se aseguraba, al menos, no perder en la tanda de cinco. Su remate fue muy malo y la pelota se fue un metro y medio afuera del palo derecho de Fabián Acosta. Respira el Verde pero Franco Fiscella debería convertir para acortar distancias. Y lo hace con un toque a la derecha de Paz. 2 a 1 Alem con tres penales cada uno. San Miguel ya no tenía margen de error.

Llegó el cuarto intento. La visita no dudó (Correa) y convirtió. Hasta allí la serie de penales ya estaba 3 a 1 y al local le quedaban dos penales. San Miguel debía convertir si o si lo que le quedaban. Y para empezar tomó la responsabilidad Daniel Pastrana. Su remate fue a la derecha de Paz que no se movió. 3 a 2 Alem con cuatro penales cada uno.

Ultimo penal. Ya había errado Randazzo en la serie y va Centurión. Otro que en Pilar había convertido. Si la metía el Pelado sería gloria para Alem. Pero no contó que Fabián Acosta nos tenía preparada su tarde soñada. La pelota fue a la izquierda del formoseño que acierta el lugar y ataja su primer penal en San Miguel. (Los tres de Sp. Barracas fueron desviados como el de Randazzo). La gente estalló en un júbilo de alegría y felicidad. La serie se había emparejado y, aunque faltaba un penal, era necesario que Alem no convirtiese. Y no lo hizo. La ultima responsabilidad la tomó Luciano Pons que, con toque suave, venció por segunda vez en la tarde a Paz. 3 a 3 con la seria de cinco penales culminada. San Miguel nunca estuvo arriba y por primera vez, en 10 ejecuciones alcanzó la igualdad. Todo un hito.

Comienza la serie de uno. Va Ramasco para la visita y establece el 4 a 3 parcial, nuevamente, como toda la serie, el Trueno Verde se encontró con la soga al cuello. Tomó la pelota Ariel Kippes y se vengó del penal errado en la Ida. 4 a 4 con seis penales cada uno.

Séptimo penal para el Lechero. La gente ya no podía más de los nervios. La ansiedad los invadía. Rogaban por Acosta pero el arquero acierta el lugar del disparo pero no contiene. 5 a 4 para la Visita (Molina)que no puede definirlo. Va para San Miguel el jugador Santiago Coronado y convierte con suspenso. 5 a 5 con siete penales cada uno.

Llegó el octavo penal. Las piernas ya pesaban y fue Lucas Aragón a ejecutar el remate. Acosta lo miró fijo y le señaló el palo derecho. Y hacia allí fueron los dos y para alegría nuestra, el arquero Fabián Acosta contiene el impacto y pone a San Miguel por primera vez ante la posibilidad de pasar a ganar la serie por primera vez tras 15 penales. Y llegó lo inesperado cuando Ignacio Liporace intentó tomar el balón para ejecutar. La inexplicable entradera de algunos hinchas más la sensación de algunos que creyeron que estaba todo definido provocó que el conjunto de General Rodríguez se retirase del campo de juego sin consultar a nadie. Estrategia o viveza para enfriar al ejecutante lo llaman algunos. Lo cierto es que Falcón Pérez los obligó a volver y Liporace pulverizó las ilusiones de unos y desató la euforia en los hinchas de San Miguel que, como vos o nosotros, no parábamos de emocionarnos hasta el llanto.

Fue victoria 6 a 5 para el Trueno Verde que le vuelve a ganar una serie a dos partidos al lechero como en aquel ascenso del ’97. Fue el triunfo más festejado del año. Estos jugadores supieron ascender al Club tras estar un año y medio en la categoría más chica del Fútbol Argentino y sacar pecho en haber sido los primeros del Siglo 21.

Pasaron tantas cosas en este partido que, para el creyente, nadie olvidará que a partir de esa temible amenaza de lluvia algo se estaba gestando. Era ni más ni menos que TRUENO VERDE DE LOS POLVORINES. Hablábamos de un mimo, hablábamos de una caricia al alma. Sinceramente, los que estuvimos en la cancha ese bendito 13 de diciembre de 2014 sentimos una mano divina, una sensación hermosa que algo mejor nos estaba por suceder. Y gracias a Dios sucedió. Te Amo San Miguel.

CRONICA: SEBASTIAN COLOMBO.