Próximo encuentro: EN LA "B" METRO!!! / Encuentro anterior: Final, Vuelta: Cadu 1 SAN MIGUEL 2 / Goles: Martín BATALLINI x 2 / VAMOSVERDE #VAMOSSANMIGUEL.

Triunfazo con autoridad



San Miguel mostró su chapa de equipo rudo y combativo y mantuvo su fortaleza en Los Polvorines (invicto en el torneo) y le ganó al cuco y cómodo líder Sacachispas. La victoria fue 1 a 0 y el gol lo convirtió Eduardo Mendez, de gran factura, cuando promediaba el segundo tiempo. De esta manera, el equipo de la dupla confirma su estadío  en el reducido que clasifica a los equipo para pelear por un lugar en la Primera B Metro.

El local entendió desde el inicio del juego cómo debía enfrentar este partido. Mucha actitud y concentración para no dejar huecos y esperar que el rival muestre lo suyo para imponerse y ser contrarrestado por el esfuerzo local. Muchos puntos altos en el Verde desde el lado individual para comenzar con la gesta que finalmente sucedió. Sebastián Centurión, autor del gol sobre la hora en Laferrere, jugó bárbaro y fue un artífice en la defensa conteniendo y no dejando jugar a Eduardo Dos Santos, uno de los jugadores que descolla en el torneo. Mendez jugó para sacarse la lotería. No solo por el gol que no es poco sino porque se afianzó junto a Isaias Olariaga en una férrea defensa que no sufrió vaivenes. Recordemos que Sacachispas llegó a Los Polvorines con 26 partidos en el lomo y convirtió goles en 25 de ellos: tremenda efectividad que San Miguel supo controlar.

Siguiendo con los puntos altos, Ivan Ramirez jugó un gran partido tratando de ser el eje del juego más teniendo en cuenta que Minguillón, central de trayectoria en la categoría, estaba del otro lado. Sosa, resistido por la gente, jugó con un poco de confianza que los cotejos anteriores y fue el mejor partido desde que llegó al club de la mano de Diego Galeano. Lucas Scarnatto fue el emblema y aguantó todo. Hizo de pivot cuando fue necesario y también corrió a todos los defensores del Lila que intentaban salir jugando con esa línea de tres que en el Malvinas se les hizo difícil. Párrafo aparte para Darío Carpintero que tuvo un duelo especial con Scarnatto pero solo quedó en el verde césped.

Sacachispas no jugó bien por el local lo maniató, lo molestó, lo pulverizó con su actitud. El líder jugó sabiendo de su abismal diferencia respecto a su escolta e hizo tiempo en todos los tiros. Se sabe campeón. ¿Qué se le puede reprochar? 

Ganó San Miguel una dura batalla. Habrá que trabajar en la semana para ir a Ensenada con esa misma convicción y demostrar que este triunfo no solo fue una golondrina en el verano.