** OTRA DERROTA MÁS ** SAN MIGUEL VOLVIÓ A CAER COMO VISITANTE 3 A 0 ANTE ALMIRANTE BROWN ** FUE EL SEGUNDO PARTIDO DE LA ERA MARCHESI Y EL EQUIPO AÚN NO CONVIRTIÓ ** EL MIRASOL OBTIENE SU PRIMER TRIUNFO ANTE EL TRUENO LUEGO DE LA VUELTA A LA B ** EL DOMINGO 20/10 RECIBIRÁ A SACACHISPAS F.C.

El resultado pasa a ser secundario

PRONTA RECUPERACIÓN, ISAÍAS!!!

Cuando apenas se jugaban doce minutos de partido, en pleno ataque aéreo del Verde, Isaías Olariaga protagonizó con Javier Velázquez un durísimo choque de cabezas. El primer instante mostró a ambos en el suelo, pero casi de inmediato el defensor del Trueno mostró síntomas de que algo grave había ocurrido. Minutos de tensión se vivieron en Sarandí.

Olariaga no recibió ayuda de parte de la ambulancia que lo debía socorrer y llevar a un hospital por, al menos, diez eternos minutos. El móvil estaba en las inmediaciones del estadio de Arsenal, pero no podía entrar al campo de juego porque los accesos estaban cruzados por los micros de los planteles.

En ese rato, con Olariaga tendido en la cancha, la acción de Yael Falcón Pérez, dicen quienes observaron todo más de cerca, fue determinante para mantener al jugador con vida. El árbitro, con uno de sus asistentes, realizaron las primeras maniobras para sostener el futbolista en el trance que atravesaba. Tal es así que los referís acompañaron hasta altas horas de la noche a los familiares de Olariaga en la internación.

Pasados esos duros minutos, Olariaga fue trasladado el Hospital Argerich, en donde advirtieron una lesión ósea en el cráneo. Por tal motivo, ante el cuadro angustiante los médicos decidieron imperiosa una cirugía reparadora y que explorara en busca de alguna otra complicación que no estuviera a la vista. Finalmente, Olariaga fue derivado al Hospital Finochietto cerca de la medianoche. Serán tiempos de espera, y cuidados máximos. 






Se fue la primera

SAN MIGUEL 0-0 DEFENSORES UNIDOS


San Miguel empató en cero ante un complicado Defensores Unidos, no pudiendo aprovechar que jugó gran parte del segundo tiempo con el rival en inferioridad numérica, y pasando momentos de zozobra cuando los de Zárate agarraban los rebotes en el medio y salían lanzados hacia el arco de Augusto Vantomme. La nota dramática de la jornada se dio cuando Isaías Olariaga chocó violentamente su cabeza contra la de Javier Velázquez, situación que puso en riesgo la vida del jugador del Trueno Verde. Una fuerte lesión en el cráneo obligó a los médicos a intervenir quirúrgicamente la zona.

El encuentro tuvo varios matices respecto del desempeño de San Miguel. En general, el equipo no rindió como tras veces, parte se debió a las ausencias notorias, algo al movimiento de piezas que se tuvo que dar con la salida de Olariaga, y otro tanto corresponde al oponente. Sin dudas, los de Zermatten-Berardi sintieron la falta de alguien que pueda cambiar el ritmo y ganar un mano a mano, eso le venía dando Martín Batallini. Sucede que Lucas Scarnato y César Lamanna no entraron en sintonía para generar juego. Asimismo, el cambio obligado de Bruno Ferraris por Isaías Olariaga llevó a un enroque de funciones, ya que el ingresado se paró de cuatro, y Jonathan Toledo pasó a cubrir al lesionado para hacer dupla con Eduardo Méndez. Finalmente, CADU tiene sus armas para justificar el segundo puesto en el torneo, sin ser un derroche de virtudes se las arregló para meterle explosión a las contras.

La primera etapa mostró a San Miguel yendo para adelante, en ese período Cristian Ortíz hizo revolcar al arquero con un zurdazo medido desde la medialuna. No obstante, el Celeste también procuró abrirse camino por el lado derecho de la defensa Verde, ese punto flaco que desde hace partidos vienen observando tanto nuestros entrenadores como los de los ocasionales contrarios. Javier Velázquez y Adrián Martínez, más la creación de Ismael Gómez, son pilares para Defensores Unidos, y ese trío sacó ventaja de cada duda defensiva. Augusto Vantomme respondió con mucha seguridad.



La interrupción por el traslado de Olariaga enfrió más todavía al equipo vestido de verde y negro, pero pudo superar el estatismo cuando Cristian Ortíz quiso hacer correr la pelota. Eso sí, cuando desapareció el Pelado, los de arriba no se mostraron y las bandas estuvieron contenidas en la marca, San Miguel careció de ideas, le faltó rebeldía para saltear posiciones y poner en apuros el CADU. El Verde generó ocasiones, es cierto, aunque el juego asociado no fue la causa. Los zarateños exigieron también, más de una vez se pusieron cara a cara con Vantomme, pero el propio arquero y la mala puntería mantuvieron en cero el arco propio.

La etapa final exhibió a un San Miguel más enchufado, provocando llegadas desde la tenencia. Favorecido por la temprana expulsión de Priori, "el local" sumó metros en ofensiva. A la vez, Defensores Unidos retrocedió y se plantó para dar batalla en el medio, sobre todo con Nahuel Sica. Iván Ramírez y el volante central de la visita se sacaron chispas alrededor del círculo central. Tanto se metió que Ramírez y Jonathan Toledo llegaron a la quinta amarilla, y el Trueno irá disminuido a la revancha.

Los segundos cuarenta y cinco minutos presentaron a como figura, el portero Celeste tapó algún balón de riesgo. Igualmente, la tónica se caracterizó por el roce, el apuro de San Miguel, la paciencia del CADU para hacer todo más lento, y el reloj consumiendo segundos sin parar. En definitiva, la jornada fue movida desde los espacios que llegó a dejar San Miguel para que Defensores Unidos probara su potencia goleadora, así como desde el Verde se intentó meter la pelota al área para hacerse notar. No se pudo jugar bien, la actitud no se resignó.


EL EQUIPO

Augusto Vantomme

Jonathan Toledo
Isaías Olariaga
Eduardo Méndez
Milton Ramos

César Peralta
Iván Ramírez
Daniel Sosa
Cristian Ortíz

César Lamanna
Lucas Scarnato

"No podemos equivocarnos"

WALTER MARCHESI El técnico del Verde, más allá del triunfo frente a JJ Urquiza, ya está pensando en el Clausura. El entrenador ...