** OTRA DERROTA MÁS ** SAN MIGUEL VOLVIÓ A CAER COMO VISITANTE 3 A 0 ANTE ALMIRANTE BROWN ** FUE EL SEGUNDO PARTIDO DE LA ERA MARCHESI Y EL EQUIPO AÚN NO CONVIRTIÓ ** EL MIRASOL OBTIENE SU PRIMER TRIUNFO ANTE EL TRUENO LUEGO DE LA VUELTA A LA B ** EL DOMINGO 20/10 RECIBIRÁ A SACACHISPAS F.C.

SE VOLVIÓ A NO PERDER JUGANDO MAL.

San Miguel empató en la tarde de hoy sin tantos ante Juventud Unida, en el marco de la 16ta fecha del Torneo de la Primera D. El cotejo se disputó en la cancha de Lugano, en Tapiales, puesto que el Comisario que comanda la Delegación donde se encuentra la cancha denegó la habilitación del Malvinas Argentinas exigiendo más papeles para su definitiva aprobación.
Y el encuentro fue uno muy mal jugado por San Miguel y que se asimiló bastante al segundo tiempo ante Alem, partido que empató de casualidad con un gol en contra de Paz. Esta vez, el equipo de Patricio Hernández careció de ideas y jamás pudo inquietar al arquero Carlos Bello, Uno del Lobo del Hospital, durante todo el encuentro. Es más, a los 33 minutos de la primera parte, Gustavo Leizza fue expulsado en la visita y fue desde ahí cuando el equipo del renunciante Fito Muñoz dispuso de las mejores situaciones.

A San Miguel volvieron a desbordarlo por los laterales y los centrales no se mostraron tan firmes porque está claro que Juventud Unida no ganó este partido por propia impericia de sus delanteros y no porque los del trueno defendieran bien. Los centrales acompañan y no presionan al rival y permiten que este haga y deshaga generando situaciones que un delantero pícaro pudiera "facturarte" y provocarte un dolor de cabeza que por suerte para San Miguel no llegó a ser una jaqueca...

Kevin Dubini, de buenas tardes pasadas, no inquietó y deambuló toda la segunda mitad. Lo padeció el Trueno porque jamás tuvo una situación de riesgo en el área rival durante los casi 70 minutos que dispuso de un hombre de más. Y debió perderlo al partido porque Lautaro Acevedo, con pasado en el Verde, tuvo dos chanches netas, una en el primer tiempo y otra en la segunda mitad donde, en un mano a mano con Grieger no pudo definirlo y remató desviado.
El segundo tiempo fue lo mejor de la visita que, con un hombre menos, metió y acorraló a San Miguel contra su arco. El equipo de Hernández no supo cómo contrarrestar esta situación y vivió pendiente de un hilo. La zona izquierda fue la elegida para vulnerar al Verde. Un mal partido de Martín Aritto que fue permanentemente usada su banda por Acevedo y por Fonzalida que tuvo también su chance tras eludir a Pardini y a Liporace remató con pie derecho y la pelota se fue medio metro del arco. El ingresado Romero pudo romper la red al final del juego en un contraataque pero remató mal no pudiendo hacer justicia con lo que se había visto del juego todo.
Mal partido de San Miguel. Las conexiones por derecha fueron nulas. Jamás Dubini pudo asociarse con Bernabé, hoy marcador por la derecha porque la falta de continuidad genera esto de los desacoples.

Hernández sigue buscando el equipo y su gran problema son los defensores laterales que no lo convencen. Cristian Wasiljew, lateral zurdo clásico, no fue convocado para este partido ni para Copa Argentina. Wasiljew, expulsado ante San Martín en Burzaco por el campeonato, ya cumplió la pena pero parece que Hernández no necesitara de él. Sigue probando el DT que en 16 fechas aún no encontró a sus defensores de memoria. Es más, muchas veces, inventó puestos en esas zonas. Sin ir más lejos, Aritto no es tres, Kippes tampoco y Alonso no es cuatro...

En el mediocampo, Fonseca jugó detrás de la línea de Guido Alonso y así resultó imposible la creación de juego y la asociación con Dubini o Inzaurraga que todavía buscamos explicación acerca de su aporte en el equipo. Tampoco la responsabilidad toda es del chico sino de todo el equipo que jugó un mal partido y no perdió por impericia del rival.
Deberá seguir trabajando Hernández para no depender de Braian Chavez que se ausentó por lesión y es tan necesario en este equipo como el agua. Probó con la dupla Correa - Paez y no le funcionó. El DT, observando el jugador de más, cambió en el segundo tiempo y metió a Brian Sánchez que jugó muy adelante y Baigorria nunca supo capitalizar los espacios del hombre de más que le ofreció el rival tras la expulsión de Leizza. Jamás hizo pata ancha en rodeo ajeno y se trajo un valioso punto tras ver lo vulnerado que se vio al equipo.

Los acérrimos ultra defensores de Hernández dirán que el equipo volvió a no perder mereciéndolo largamente (como ante Alem) y los otros dirán que el equipo deberá mejorar mucho para cambiar esta imagen de un equipo muy cauteloso, anodino y sin recambio. Pensará Hernández en utilizar las cuatro incorporaciones a fin de año? Maximiliano Enriquez, ex San Miguel y que fue a Laferrere ya pidió el pase y lo tiene en su poder. Está entrenando en la Cuarta y pide pista... Le hará un lugarcito?

SEGUNDA RONDA COPA ARGENTINA

EL PUNTERO DE LA C, EL RIVAL

El sorteo en AFA determinó que el Trueno Verde enfrente, en condición de local, a Ferrocarril Midland en la próxima instancia metropolitana de la competencia. 
La semana del martes 26 y miércoles 27 de noviembre es la que aparece como designada para la disputa de estas llaves. San Miguel será local, resta por saber en qué estadio, si podrán asistir o no sus hinchas, y qué día se jugará.


EL GOL DE NAHUEL FONSECA. 1 A 0 PARCIAL

LA SERIE DE PENALES


LA SECUENCIA, PENAL A PENAL

PAZ SE LO ATAJA A GRIEGER - 0 x 0.

SOSA, ADENTRO - 0 x 1.

CORREA - 1 x 1.

SICA - 1 X 2.

BERNABÉ, APENAS - 2 x 2
.

ORTEGA, AFUERA - 2 x 2.

FONSECA, EL TRUENO ARRIBA - 3 x 2.

GRIEGER TAPA A MILANO - 3 x 2

GUIDO CRESPO, FINAL - 4 x 2.
 

EL FESTEJO - JUGADORES E HINCHAS

EXTASIS POR EL GOL Y LA CLASIFICACION

EL VERDE POR PRIMERA VEZ AVANZA EN LA COPA

San Miguel le ganó a por penales a San Martín en cancha de Juventud Unida y accedió por primera vez en su historia a la segunda instancia de Copa Argentina. El partido finalizí igualado en un tanto. El gol del Verde, que ganaba 1 a 0, lo convirtió Nahuel Fonseca de tiro libre y en el segundo tiempo empató Sosa al comienzo del mismo. 
En la serie de penales, el Trueno Verde lo ganó 4 a 2 siendo ésta la primera eliminatoria que gana mano a mano de esta forma en su historia.

Los penales los convirtieron Guillermo Correa, Patricio Bernabé, Nahuel Fonseca y Guido Crespo. En tanto que Ricardo Griger marró el suyo siendo contenido por Paz. El mismo arquero del Verde contuvo un remate que le posibilitó el triunfo a los dirigidos por Patricio Hernández.

El Trueno Verde jugó un buen primer tiempo, sufrió en el segundo, pero salió victorioso en la definición desde el punto del penal. De esta manera, San Miguel rompe con dos rachas, por un lado, supera por primera vez la ronda inicial del torneo, y, por el otro, vence en una tanda de penales como nunca había ocurrido en sus 35 años de competiciones AFA. 
Nahuel Fonseca, de tiro libre, puso arriba a los de Patricio Hernández, quienes hicieron figura al arquero del visitante, Claudio Paz, y sostuvieron un ritmo de presión casi constante durante la primera etapa. Además, se dieron momentos de buena rotación de balón. San Martín estuvo lejos de ser el que le ganó al Verde hace unas fechas en Burzaco.

Por el contrario, en el segundo período los de Galeano administraron bien la tenencia del balón y obligaron a que San Miguel se replegara. Al Trueno no le dieron tiempo para acomodarse en el terreno y planificar un juego de contra, ya que temprano llegó la igualdad de Daniel Sosa. Cabe decir que estos zofocones fueron en parte mérito de un oponente con jugadores de nivel, que sólo perdió un encuentro en toda esta temporada, que peleará el ascenso con Riestra, que puso a los titulares y que no jugaba hace diez días por la suspensión del partido de la fecha pasada, pero San Miguel también resignó el toque asociado que por momentos tuvo y la lucha en mediacancha.
En adelante, a San Miguel le costó mucho hilvanar juego, el ritmo del primer tiempo empezó a pasar facturas en algunos, de hecho varios jugadores del Verde estuvieron en algún momento por el suelo. Ya el medio no fue tan batallador, y la primera marca se daba mucho más cerca del arco de Ricardo Grieger de lo deseable. Por su parte, San Martín rotó con la pelota en su poder, pero se encontró con un arquero Verde seguro para salir y con la defensa, a pesar de ciertas imprecisiones para salir largo, bien posicionada para despejar. El local careció de un jugador que la sostuviera arriba, no estuvo Brian Chávez, y Guillermo Correa fue reducido por los centrales del Azul. Salvo por un fuerte remate de Guido Crespo, bien conjurado por Claudio Paz, San Miguel no se acercó al arco rival en casi cuarenta minutos aproximadamente.
De esta forma, San Miguel y San Martín se repartieron un tiempo para cada uno, pero, al ser la parte final la dominada por Burzaco, la sensación que quedó es que la visita en pasajes pudo doblegar al Trueno. No obstante, el empate puede ser considerado como lo más justo.
Luego, los penales mostraron a un San Miguel más efectivo, aunque Claudio Paz empezó por taparle el suyo a Ricardo Grieger, y el veterano portero, especialista en contener estos disparos, casi tapa otro más. La redención de Ricardo Grieger llegaría un rato después, previo a que Guido Crespo la mandara a guardar para el delirio, la locura, de unas 1300 personas que alentaron sin parar. Falta por saber quién será el rival de la segunda ronda, por ahora a disfrutar de esta historia con final feliz.

CRÓNICA: EDUARDO CORVALÁN

NO SE PERDIÓ JUGANDO MAL: POSITIVO

 

El Trueno consiguió un uno a uno en una parada complicada ante Leandro N. Alem, uno de los escoltas del torneo. San Miguel sufrió por los laterales, donde, primero, Aritto y Kippes, y, luego, Aritto y Bernabé, no pudieron controlar las llegadas de los que iban por los costados en el equipo de la dupla Cordone-Ércoli. Patricio Hernández intentó subsanar esto rotando de posiciones a la línea defensiva varias veces dentro de los noventa minutos, pero poco logró en ese sentido.
No obstante, el Verde tuvo la más clara del primer tiempo, cuando Braian Sánchez sacó un remate desde afuera que Marcos Fernández pudo apenas desviar. La pelota dio en el travesaño y se fue al córner. Por su parte, Alem, más allá de tener el control del trámite no contó con la efectividad como para aprovechar los desbordes constantes de Paularena. Por esto, el cero a cero del primer tiempo fue justo, pero con el dominio territorial del local.
Lo mejor del conjunto de General Rodríguez se vio en el primer cuarto de hora de la parte final, cuando, además de ganar las espaldas de los marcadores laterales del Verde, acertó en la definición. Por eso, Paularena, tras dejar dando vueltas a Aritto, puso el primer gol del juego con un remate bajo que Velázquez, debutante en el arco del Trueno, lejos estuvo de tapar. El portero reemplazó a Grieger, quien estará ante San Martín de Burzaco por Copa Argentina.
Los embates de Alem hacían presumir que en cualquier momento iba a estirar la ventaja, pero terminó por pecar en no cerrar el encuentro desde lo numérico, dando a San Miguel una vida más. Vale decir que si el cero a cero podía ser pensado como justo, el uno a uno con el que se decretó la chapa final no puede ser denominado de la misma forma. Es que San Miguel, a pesar de una cabezazo suave de Inzaurraga, poco peligro llevó al arco Lechero.
Como dijimos, si San Miguel tenía la chance de estar a tiro para empatar se debía a que Alem no lo liquidó. Y la oportunidad para la parda se dio con una de tantas búsquedas frontales a Brian Chávez, pero la mano estuvo en Roberto Páez, presionado por el nueve de la visita, cuando el central quiso alcanzar el balón a Marcos Fernández, quien salía también apresurado. Finalmente, la pelota sobró al arquero y se metió lentamente para la igualdad. Los minutos que restaron fueron de nervios para Alem, equipo que no pudo aprovechar la goleada sufrida por Riestra ante Sportivo Barracas por 4 a 1. Mientras que San Miguel se dedicó a defender un empate insospechado en algún momento, y de contra hasta pudo haberlo ganado.
En definitiva es un punto importante, por ser la primera vez que no se cae frente a uno de los de arriba, y porque San Miguel no ofreció demasiado como para pensar en que la igualdad era algo lógico después de que Alem abriera el marcador. Esta claro que Hernández no encuentra la solución para las fallas en los costados, muchas veces Aritto va más de lo que vuelve, y los rivales ya tomaron nota. Tal es así que Galeano, entrenador de San Martín de Burzaco, estuvo en la platea del estadio de Alem. A trabajar.

4TO TRIUNFO SEGUIDO COMO LOCAL.

Y un día. Después 325 días, San Miguel volvió a sonreir porque su gente estuvo acompañando al equipo por primera después de más de 10 meses. Y esa fue la noticia más preponderante de esta tarde porque ver esas caras de satisfacción, de regocijo, de AMOR por esta camiseta superó cualquier adversidad, cualquier obstáculo. Tanto se habló de esta vuelta... Que en Los Polvorines, que en Fénix, que con gente simpatizante...Finalmente fue con socios en cancha de Juventud Unida y, "mágicamente", tras el acto eleccionario general a Nivel Nacional... Qué importa si lo verdaderamente importante era ir a la cancha a alentar al equipo del cual uno es hincha.
   Y a todo esto, hubo un cotejo de fútbol en donde San Miguel se quedó con los tres puntos por lo hecho en pasajes del Primer Tiempo. Parecía un cuento de hadas para que la fiesta sea completa, el Trueno Verde debía quedarse casi obligatoriamente con el triunfo. Y decimos un cuento de fantasía porque desde lo futbolístico se volvió a penar y se ganó solo por un bombazo de Martín Aritto que clavó en el ángulo superior derecho de Malnero. 

Los dos equipos salieron a tratar de hacerse dueño del balón. El visitante con Matías Blanco como estandarte y el conjunto de Patricio Hernández, con Brian Sánchez con su despliegue y velocidad en los cortos plazos. Lo poco de Sánchez le bastó para juntarse con Dubini y generar riesgo en ataque. Hoy la pelota casi no le llegó al goleador Chavez y esto el Verde lo sintió. Alguna triangulación Sanchez - Dubini provocaron los primeros aplausos de la gente que generó desatenciones defensivas en Sportivo Barracas. Una sucesión de posibilidades en ataque puso en jaque al Uno visitante que no pudo contener el remate de zurda al primer palo de Kevin Dubini que desató la primera locura de la parcialidad local. Uno a cero que el elenco de Hernández empezaba a justificar. Maschio y Serrano trataban de hacerse dueños de la mitad de la cancha pero la línea de laterales, Alonso y Aritto, no podían contener los embates del Sportivo. Alonso sin la agresividad en la marca al no sentir el puesto y Aritto mucho mejor yendo que volviendo sintiendo la cancha al "revés" como comúnmente suele decirse en estos casos. Y por la izquierda llegó una jugada de riesgo del visitante que Matías Blanco con un remate cómodo para Grieger, picó horriblemente delante del arquero y lo superó un metro arriba de sus manos. Uno a uno injusto en esos instantes del cotejo.

San Miguel sintió el impacto ya que ganaba, empezaba a gustar y a justificar la ventaja. Encima la gente enloquecía por el momento y la alegría del "volver a verte". Sp. Barracas aprovechando el gol y el desconcierto en el que cayó el local, comenzó a manejar los hilos del partido y el trámite del mismo. Grieger contuvo un par de jugadas y la defensa sufría zozobras entre los centrales Pardini y Liporace. Y en el mejor momento del visitante, Inzaurraga armó una linda pared con Sanchez, éste devolvió la gentileza con el carrilero quien ingresó al área y fue derribado por Rivas Bolaños. El árbitro Filomeno compró la versión y marcó un penal que no había sido. Tomó la pelota el goleador Chavez y su remate se fue muy arriba del travesaño. Una pena porque la necesidad de irse al entretiempo con la ventaja era imperiosa. Doble prueba de fuego para los chicos del Verde.
El segundo tiempo jamás se armó. San Miguel no hilvanó ninguna jugada de riego en toda la segunda mitad y solo hubo un remate certero al arco que fue el gol de la victoria. Martín Aritto, llegó hasta tres cuartos de cancha y como no domina la zurda decide encarar hacia adentro, de izquierda a derecha y como la pelota le queda un poca alta decidió sacudir una bomba con pie derecha que fue directamente al ángulo derecho de Malnero que, volando, sólo provocó que en la foto salgan sus esteriles brazos sin poder intervenir en trazado del balón. Remate raro el de Aritto porque fue como una bola lenta de billar pero que cayó rotundamente tras la humanidad del arquero visitante. 2 a 1 y pará de contar. Hernandez sacó a Sanchez y metió a Lloret que traslado más de lo que jugó. Luego el DT sacó a Gabriel Serrano que estaba cumpliendo con el doble cinco con Maschio y metió en cancha a Nahuel Fonseca para intentar doblegar el cerco defensivo de Barracas y liquidar la historia. La idea del DT no fue mala en funciones ofensivas pero descuidó el medio y Maschio solo tuvo muchos problemas para dominar su zona. El visitante empezó a arrinconar a San Miguel contra Grieger pero no supo capitalizar dos o tres jugadas que hubieran sido el empate en dos.
Ganó San Miguel con lo justo. Sin sobrarle nada. Bah, en realidad le sobró la Hinchada que hoy se hizo presente y ganó el partido.

"No podemos equivocarnos"

WALTER MARCHESI El técnico del Verde, más allá del triunfo frente a JJ Urquiza, ya está pensando en el Clausura. El entrenador ...